Menú
Santiago Navajas

Adoctrinamiento para zombis

La Ley Celaá es un monumento a la manipulación socialista de la sociedad. No es casualidad que no haya un pacto por la educación.

Santiago Navajas
0
La Ley Celaá es un monumento a la manipulación socialista de la sociedad. No es casualidad que no haya un pacto por la educación.
Isabel Celaá. | EFE

La izquierda tiene una ventaja sobre la derecha: un plan para cambiar de raíz la sociedad. La derecha cree que la sociedad se desarrolla más bien por sí sola, según sean los deseos y creencias de los individuos que la componen y que tienen derecho a que se respeten sus decisiones. Por ello sus planes políticos son limitados, específicos y consisten en resolver problemas como el paro, que se aprenda a leer y escribir o la creación de empresas. Para la izquierda, sin embargo, la gente está básicamente alienada por lo que hay que reestructurar sus mentes para que, aun en contra de su voluntad, hagan lo que deben hacer (según ha dictaminado un comité de sabios).

El plan para cambiar la sociedad se basa, en el corto plazo, en el control de los medios de comunicación: la televisión (por ello es imperativo mantener los agujeros negros financieros y pozos ciegos ideológicos que son las televisiones estatales), y las redes sociales (por ello han tenido que amenazar a Twitter y Facebook para que censuren los contenidos incómodos). Para cambiar la sociedad en el largo plazo se trata de meter mano en las programaciones, métodos y profesionales de los colegios, institutos y universidades, para lavar el cerebro de los alumnos de cualquier influencia “subversiva”, como la de sus familias, convirtiendo a los estudiantes en zombis sin una sola idea original pero sabiendo dominar la jerga de lucha de género, raza y clase social. Para cambiar la mente lo primero es cambiar el lenguaje.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO