Menú
Santiago Navajas

Capitalistas que odian el capitalismo

La peor pesadilla liberal es que Leviatán y Behemot se lleven bien, como ocurrió durante la Alemania nazi.

Santiago Navajas
0
La peor pesadilla liberal es que Leviatán y Behemot se lleven bien, como ocurrió durante la Alemania nazi.
El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, compareciendo en el Senado de EEUU. | Cordon Press

Lo explicaba Domingo Soriano: mientras que los liberales denunciamos la colusión entre las grandes empresas de internet (GAFA: Google, Amazon, Facebook, Apple) y el Estado progre, los libertarios se convierten en cómplices de la destrucción del mercado y del Estado de Derecho defendiendo ingenuamente la alianza entre Leviatán y Behemoth (los dos monstruos bíblicos que representan, respectivamente, el poder autoritario del Estado y el de los cárteles).

Dado que también Federico Jiménez Losantos, Mario Noya, Daniel Rodríguez Herrera, Marcel Gascón y yo mismo nos hemos extendido en estas mismas páginas sobre la actual situación de censura por parte de Big Tech Brother, voy en esta ocasión a referirme al origen intelectual del cisma contemporáneo entre liberales y libertarios en lo relacionado con la limitación del poder de las grandes empresas. En 1949 se produjo un acalorado debate en la Sociedad Mont Pelerin, que había fundado Hayek para promover las ideas liberales durante la posguerra mundial, cuando el intervencionismo y no sólo el miedo sino también el odio a la libertad se imponían en mundo. En la reunión de ese año, Walter Eucken y Ludwig von Mises tuvieron una agria y encendida discusión acerca de las regulaciones para impedir que se produjesen monopolios (no naturales) económicos que alterasen la competencia en los mercados. Mises defendía la absoluta libertad de los empresarios para intentar maximizar sus beneficios, incluso con acuerdos de colusión, por lo que se ponía a cualquier política antitrust y a que una agencia independiente vigilase para que las grandes empresas no conspirasen contra la libre competencia imponiendo precios u otro tipo de tácticas anti mercado.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO