Menú
Eduardo Goligorsky

La guarida belga

Allí la justicia ampara a terroristas, sediciosos, prevaricadores, malversadores, apologistas del delito y otras alimañas.

Eduardo Goligorsky
0
Allí la justicia ampara a terroristas, sediciosos, prevaricadores, malversadores, apologistas del delito y otras alimañas.
EFE

Los delincuentes españoles prófugos no se equivocan cuando instalan su guarida en Bélgica. Saben, por experiencia, que allí la justicia ampara a terroristas, sediciosos, prevaricadores, malversadores, apologistas del delito y otras alimañas. Carles Puigdemont y sus secuaces republicanos viven allí como reyes del Antiguo Régimen en las mansiones que sufragan aquellos compatriotas suyos a los que han esquilmado y siguen esquilmando con la complicidad de los usurpadores del poder regional.

Ahora, el favorecido por la hospitalidad leguleya ha sido el rapero Valtònyc, cuyas composiciones recopiló, a modo de homenaje, el diario digital de ultraizquierda Público (20/2/2018). Entre ellas sobresalen los panegíricos a la horca para los Borbones, a la Goma-2, a las matanzas de ETA y los Grapo, a los kalashnikov, a los gulags de Siberia. Todo rematado por esta joya de refinamiento sádico: "Mataría a Esperanza Aguirre, pero antes le haría ver a su hijo durmiendo entre las ratas". Y el Tribunal Constitucional de nuestro socio en la Unión Europea no encontró motivos para extraditarlo a España. ¿Es necesario aclarar que este psicópata forma parte del círculo íntimo del renegado Puigdemont y que este no se cansa de reírle públicamente las gracias obscenas?

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO