Menú
Santiago Navajas

La Reconquista de Díaz Ayuso

No creo que Isabel Díaz Ayuso llegué nunca a ser presidenta del Gobierno de España. Y no porque sea liberal, que lo es, sino porque es demasiado española.

La Reconquista de Díaz Ayuso - Santiago Navajas
Isabel Díaz Ayuso. | CAM

No creo que Isabel Díaz Ayuso llegué nunca a ser presidenta del Gobierno de España. Y no porque sea liberal, que lo es, sino porque es demasiado española. Para ser un presidente español, hoy en día el primer requisito es ponerse de rodillas ante los que quieren una España reducida a su mínima expresión, tanto histórica como cultural, lingüística y políticamente. Al contrario, Isabel Díaz Ayuso está hecha de la madera de Mariana Pineda, Agustina de Aragón y María Pita, heroínas españolas por la libertad de las que casi ningún adolescente sabe nada, a pesar de la perspectiva de género aplicada a la educación. Adivine por qué.

Hay que escuchar su discurso por el 2 de Mayo madrileño pero, sobre todo, leer su artículo en El Mundo, donde citaba con más extensión a sus referentes intelectuales: el liberal catalán Antonio de Capmany, el historiador Antonio Domínguez Ortiz y el filósofo Julián Marías. Defiende Isabel Díaz Ayuso una historia de la nación española enraizada en lo más profundo de la romanización, lo que ha hecho despertar la ira de la tribu progre y la secta académica que sostiene que España empezó ¡en 1812!, como si Góngora, que escribió "Levanta, España, tu famosa diestra, desde el francés Pirene al moro Atlante", y Hernán Cortés, que llamó Nueva España a su nuevo mundo, fueran alienígenas. Si se hiciera un compendio de pensamiento español, y falta hace, habría que empezar por Séneca. En el progresismo hegemónico, por el contrario, se defiende que hay que proscribir el mismo nombre de España para usar exclusivamente "Estado español" e iniciar el pensamiento español con Pablo Iglesias.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO