Menú
Santiago Navajas

Para los progres, Jerry Seinfeld ya no es gracioso

Malos tiempos para los judíos que no se pliegan a los dogmas políticamente correctos del wokismo antisemita.

Malos tiempos para los judíos que no se pliegan a los dogmas políticamente correctos del wokismo antisemita.
Jerry Seinfeld. | Archivo

En los años 90 las dos series de televisión por antonomasia eran Friends y Seinfeld. Ambas transcurrían en los típicos apartamentos neoyorquinos con cocina americana y ambas trataban de las relaciones entre grupos de amigos que dirimían sus diferencias de carácter mediante el humor. Friends era de un humor más blanco y con protagonistas guapos, y Seinfeld, más sardónico y con protagonistas, bueno, no tan guapos. A los conservadores les encantaba Friends por el glamour de sus personajes; a los progresistas, Seinfeld, por sus bromas intelectuales. Sin embargo, los progres han puesto recientemente al cómico Jerry Seinfeld en su lista negra. Malos tiempos para los judíos que no se pliegan a los dogmas políticamente correctos del wokismo antisemita.

Hace una semana, Jerry Seinfeld dio el discurso de graduación en la Universidad de Duke que fue un prodigio de inteligencia, prudencia y buenos consejos, alejados tanto del buenismo infantiloide como de la condescendencia paternalista. Un discurso que no pudo ser disfrutado por un grupo de estudiantes (30 de 70.000, pocos dirán, pero desde Lenin y Trotski sabemos que una minoría organizada y sectaria puede vandalizar a una mayoría desorganizada y tolerante) que ostensiblemente se levantaron para ignorar al cómico. ¿Qué tenían contra el humorista judío? Que decían ser partidarios de Palestina. Que es como declararse fan del País Vasco ondeando una ikurriña y la foto de Otegi. Con alguno ondeando como quien no quiere la cosa una serpiente enroscada en un hacha. En realidad, estos estudiantes con sus protestas muestran la típica intolerancia de los sectarios en su cruzada contra el humor. Hamás pone las balas y las violaciones, los estudiantes de Harvard, Duke, Yale, Madrid... las justificaciones y los cánticos (cuando cantan "Palestina Libre" quieren decir orwellianamente "Gora Hamás").

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO