Menú
Alicia Delibes

El miedo a la libertad

Para Hayek, la diferencia fundamental entre conservadores y liberales era su actitud hacia el progreso, el conocimiento y la innovación.

Alicia Delibes
0

Con esta cita de Lord Acton (1834-1902) abría Friedrich von Hayek el epílogo de su libro Los fundamentos de la libertad (1960), al que puso como título "Por qué no soy conservador". Antes de cerrar su tratado sobre la libertad, el economista austriaco quiso dejar claras las diferencias que para él existen entre liberales y conservadores, y por qué él seguía definiendo su filosofía como liberal cuando ya hasta los socialistas americanos se habían atribuido el apelativo de liberales. "Yo continúo calificando de liberal mi postura, que estimo difiere tanto del conservadurismo como del socialismo". El liberalismo que Hayek quería reivindicar para sí era aquel que en el siglo XIX profesaron pensadores como el inglés Lord Acton o el francés Alexis de Tocqueville, a los que el austriaco consideraba "auténticamente liberales".

Para Hayek, la diferencia fundamental entre conservadores y liberales era su actitud hacia el progreso, el conocimiento y la innovación. Mientras lo típico del conservador, decía Hayek, es "el temor a la mutación, el miedo a lo nuevo simplemente por ser nuevo", el "auténticamente liberal" gusta de buscar soluciones nuevas a problemas enquistados y nunca se opondría a la evolución y al progreso.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO