Menú
Santiago Navajas

Trump y el fascismo

Llamemos a los 'antifascistas' de extrema izquierda lo que han sido siempre: totalitarios.

Santiago Navajas
0
Llamemos a los 'antifascistas' de extrema izquierda lo que han sido siempre: totalitarios.
Enfrentamientos en Charlottesville | EFE

"¡Qué bello predicar la no violencia! ¡Ni víctimas ni verdugos! ¡Vamos! (...) Ninguna dulzura borrará las señales de la violencia; sólo la violencia puede destruirlas". Jean Paul Sartre.

¿Quién no se declara antifascista? El fascismo es sinónimo del mal radical, de la infamia absoluta. El mundo se divide entre fascistas y personas, como rezaba un titular a propósito de Charlottesville. La dignidad y la decencia de una parte, el odio y la vileza de la otra. En una confrontación entre fascistas y antifascistas no caben matices ni equidistancias. En la Edad Media, el símbolo de la Bestia era el número 666; actualmente, es una esvástica. Y aliado del fascismo es el racismo, el crimen por antonomasia tras el genocidio judío urdido por los nazis y la ominosa institución de la esclavitud que constituye el pecado original de los Estados Unidos. Pero una cosa es declararse antifascista y otra serlo.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO