Menú

Hablemos de educación

La moda de no examinar a los alumnos no es un invento del PSOE –que, por supuesto, está encantado con ella–, sino que viene de antiguo.

0
Regino García-Badell - Hablemos de educación
Estudiantes en la Universidad de Sevilla, haciendo la PAU | Cordon Press

Con la Ley franquista de Educación de 1970 desaparecieron del sistema educativo español los exámenes externos; de manera que, desde entonces, nadie, fuera de los profesores habituales de cada colegio o instituto, ha comprobado lo que aprenden nuestros alumnos. Recuerdo esto para que todo el mundo sepa que la moda de no examinar a los alumnos no es un invento del PSOE –que, por supuesto, está encantado con ella–, sino que viene de antiguo, y es más consecuencia del espíritu de los tiempos, en concreto, de las influencias sesentayochistas, de lo que se cree.

A falta de exámenes externos que orienten a los padres, a los profesores y a los propios alumnos acerca del estado en que se encuentra su adquisición de conocimientos, han alcanzado un prestigio, probablemente no demasiado merecido, las evaluaciones PISA, auspiciadas por la OCDE, que sí son evaluaciones externas, pero censales: esto quiere decir que se hacen para evaluar al conjunto de un sistema educativo, no a los alumnos concretos. Constan de unas pruebas a las que se someten, de forma anónima, los alumnos de una determinada muestra. En estos momentos, esta es la única prueba de relativa validez para tener una idea de por dónde va la formación de nuestros escolares.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO