Menú

Guerra en el campus

A quien hay que escuchar no es a quien más sepa, sino quien se queje mejor.

0
El Pensador de Rodin | aconcagua (talk)/Wikipedia

El último escándalo académico en EEUU ha venido de la mano de un intento de reproducir la tomadura de pelo de Alan Sokal a una revista posmoderna... pero multiplicada en varios órdenes de magnitud. Tres científicos sociales escribieron unos veinte artículos para "estudiar, comprender y exponer la realidad de los estudios del agravio" (academic grievance studies), que están "corrompiendo la investigación académica".

Los artículos son auténtica basura. Pero basura hecha aposta. Si, a pesar de la pestilencia de sus resultados y sus metodologías, conseguían no ser detectados por el olfato de los sabuesos académicos, y que los publicaran revistas de prestigio en el ámbito de las ciencias sociales de extrema izquierda (una combinación de anticapitalismo subvencionado, posmodernismo nihilista y feminismo andrófobo), sus autores darían un pequeño paso hacia la destrucción de sus propias carreras académicas pero un gran salto en la denuncia de este entramado ideológico radical con pretensiones académicas.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO