Menú
Jorge Soley

La Ley del Latido y el futuro del aborto en EEUU

Un verdadero terremoto mediático ha sacudido EEUU tras la entrada en vigor en Texas de una ley que prohíbe el aborto a partir de la detección del latido cardiaco del no nacido.

Jorge Soley
0
Un verdadero terremoto mediático ha sacudido EEUU tras la entrada en vigor en Texas de una ley que prohíbe el aborto a partir de la detección del latido cardiaco del no nacido.
Mensaje abortista en un desfile de la firma Gucci. | Instagram

Un verdadero terremoto mediático ha sacudido los Estados Unidos tras la entrada en vigor en Texas de una ley que prohíbe el aborto a partir de la detección del latido cardiaco del no nacido, esto es, partir de la sexta semana de embarazo. Para unos, estaríamos en plena distopía al estilo El cuento de la criada; para otros, ante la victoria definitiva de la justicia y del respeto a la vida.

No es la primera ley de este tipo (desde 2018 han sido aprobadas en Ohio, Georgia, Louisiana, Missouri, Alabama, Kentucky y Carolina del Sur), pero hasta ahora las leyes estatales que restringían el aborto a partir del momento en que se puede detectar el latido del corazón del feto habían sido bloqueadas en los tribunales aplicando el criterio de que la sentencia del caso Roe v. Wade prohíbiría a los estados prohibir los abortos antes de que el bebé no nacido sea viable. La nueva ley de Texas esquiva el confuso y cambiante debate acerca de la viabilidad con un dato objetivo: el latido del corazón. Un dato, por otra parte, que desmonta uno de los principales eslóganes abortistas, aquel de que cada mujer decide sobre su propio cuerpo. La existencia de otro latido distinto al de la madre es la evidencia de que no se trata de su propio cuerpo, sino del cuerpo de otro ser humano. Pero es que además la ley de Texas introduce una táctica innovadora respecto a las otras leyes que pretendían limitar los abortos, pues incluye un mecanismo que permite a cualquier persona privada presentar demandas contra quien realiza o colabora con un aborto posterior a la detección del latido del corazón. Dado que Roe vs Wade no permite actuar al estado contra el aborto, la nueva ley de Texas no prevé que sean funcionarios públicos quienes persigan a los posibles infractores, sino que traslada esa capacidad a cualquier ciudadano, que podrá presentar una denuncia civil.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO