Menú
Oscar Elía Mañú

El peor 11-S es el 11-S cultural

Un proceso aún incipiente en 2001 se ha acelerado en nuestros días: el asalto a la cultura norteamericana por parte de las ideologías posmodernas.

Un proceso aún incipiente en 2001 se ha acelerado en nuestros días: el asalto a la cultura norteamericana por parte de las ideologías posmodernas.
Destrozos provocados por el movimiento Antifa | LD

11-S: cuando todo cambió…a medias

Los hombres, situados en el devenir de la historia y atrapados por nuestra perspectiva temporal, calibramos mal el alcance de los acontecimientos. No siempre captamos la trascendencia de aquellos hechos que son realmente importantes, y a veces magnificamos acontecimientos cuya importancia histórica se muestra relativa y limitada.

En los meses que siguieron al brutal ataque contra Nueva York y Washington todos creíamos que el 11 de septiembre lo había cambiado todo. Y era cierto. A medias…Ciertamente, el secuestro de aviones y su transformación en armas rompía los esquemas del transporte aéreo y no aéreo; mostraba la vulnerabilidad de las fronteras y el lado oscuro de la globalización; arrojaba impedimentos importantes al desarrollo económico de nuestras sociedades; introducía nuevas divisiones diplomáticas entre países, y sospechas entre culturas y civilizaciones; y significaba, en términos militares, la aparición de lo que creíamos nuevas formas de guerra, que han hecho las delicias de los especialistas militares y expertos en defensa.

¿Quieres ?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO