Menú
Marcel Gascón Barberá

La derecha emasculada

La derecha acepta ser desarmada, mientras la izquierda se deleita en un despliegue de sus símbolos y sus más viscerales instintos.

Marcel Gascón Barberá
0
La derecha acepta ser desarmada, mientras la izquierda se deleita en un despliegue de sus símbolos y sus más viscerales instintos.
Pablo Casado, con Teodoro García Egea y Pablo Montesinos. | EFE

Si el anteproyecto de ley de "memoria democrática" aprobado esta semana sale adelante, la mitad de los españoles deberán abstenerse de reivindicar o asumir públicamente lo que hicieron y pensaban sus padres y sus abuelos. De lo contrario serán perseguidos por sus opiniones. La interpretación oficial de la Guerra Civil se enseñará también en los colegios, donde los descendientes de los españoles en su día llamados "nacionales" habrán de renegar de su propia historia familiar para pasar de curso.

La premisa de la que parte el Gobierno para imponer su interpretación de la historia reciente de España como obligatoria es falsa por dos razones. En primer lugar, por la idealización de la Segunda República y de todos los que integraron el bando llamado "republicano" que luchó contra Franco. Contra lo que pretende el Gobierno, la Segunda República distó mucho de ser un ejemplo de humanismo y democracia, y muchos de a quienes hoy llamamos "republicanos" eran totalitarios rabiosos propensos a la intimidación y el crimen político.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO