Menú

El marqués español que insultó a Castro en directo

Hasta que los técnicos de la televisión cortaron la emisión, los habitantes de Cuba pudieron ver a Lojendio llamando "mentiroso" al dictador.

0
Juan Pablo de Lojendio le lee la cartilla a Fidel Castro | Archivo

La obsequiosidad y la hipocresía han sido más la norma que la excepción en los tratos de los sucesivos Gobiernos de España con la dictadura castrista. El viaje de Pedro Sánchez a Cuba es una continuación de esta embarazosa relación con la peor dictadura de América, y puede ser una buena excusa para recordar al diplomático español que se enfrentó con destemplada gallardía al matonismo que desde el principio definió a Castro.

El 22 de enero de 1960, un año después de su golpe revolucionario, Fidel Castro pronuncia en televisión uno de sus discursos de horas. En uno de sus pasajes, el dictador alude al embajador español en La Habana, al que acusa de dar su apoyo a los "contrarrevolucionarios" que le combaten, y a un grupo de curas españoles de derechas, que supuestamente estarían conspirando contra el régimen. El embajador español en La Habana es en esos momentos Juan Pablo de Lojendio e Irure, un aristócrata vasco que perteneció a la CEDA durante la II República y llevaba ya ocho años al frente de la legación en Cuba. Pese a que pasa de la medianoche, el diplomático, que tenía el título de Marqués de Vellisca, está viendo el discurso en su residencia. Indignado por las palabras de Castro, Lojendio se desplaza a los estudios donde está hablando Fidel, se salta todos los protocolos y controles de seguridad e irrumpe en el plató desde el que el líder de la Revolución se dirige a la nación.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO