Menú
Marcel Gascón Barberá

La absolución mediática de Paco Camps

'Un buen tío' es un libro duro y árido. Tan desagradables trabajos son importantísimos para la salud pública intelectual de las comunidades.

Marcel Gascón Barberá
0

El expresidente valenciano Francisco Camps fue absuelto por la Justicia del delito de cohecho impropio del que había sido acusado. Haber de sentarse en el banquillo le hizo dimitir de su cargo al frente de la Generalidad, pero la sentencia del Tribunal Superior de Justicia –ratificada después por el Supremo– limpiaba su nombre en los archivos judiciales y le libraba de la cárcel, de la multa, al menos, y, lo más importante, de la infamante etiqueta de delincuente.

En paralelo al proceso a Camps –un proceso lleno de fallas que siempre perjudicaron al acusado– se llevó a cabo un juicio mediático, que celebraba sus vistas casi a diario (tres veces por semana, durante casi tres años) en la portada y las páginas destacadas del diario El País, y en el que el político valenciano jamás tuvo la posibilidad de defenderse. La virulencia con que el periódico –el primero de España, según los parámetros capitalistas de difusión e influencia– se entregó a la causa hacía imposible otro desenlace que no fuera la culpabilidad, y como la Justicia no lo confirmó el periódico acabó condenando a la Justicia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO