Menú
Marcel Gascón Barberá

Geneva Dictator Alert: el rastreador de tiranos

El secreto bancario y el lujo que se respira en sus ciudades hacen de Suiza un destino predilecto para dictadores de todo el mundo. Los tiranos encuentran en la Confederación Helvética todo lo que les falta en sus países.

Marcel Gascón Barberá
0
Ginebra. Muro de los Reformadores | C. Jordá

El secreto bancario y el lujo que se respira en sus ciudades hacen de Suiza un destino predilecto para dictadores de todo el mundo. Los tiranos encuentran en la Confederación Helvética todo lo que les falta en sus países: la privacidad en las calles que les confiere el anonimato; seguridad jurídica, tolerancia racial y religiosa; prosperidad general y paz social. Dentro de Suiza, la idílica ciudad francófona de Ginebra es la ciudad elegida para gastarse el dinero público que rapiñan de sus conciudadanos muchos dictadores.

Para arrojar luz sobre la opaca e hipócrita afición de estos autócratas al orden y la abundancia, el periodista helvético François Pilet creó hace dos años la Geneva Dictator Alert (GDA).

Gracias a una antena instalada junto al aeropuerto de Ginebra capaz de detectar e identificar cualquier avión que despegue o aterrice de allí, la GDA tiene información de primera mano sobre esta cuestión sustancial. Pilet y su socio en el proyecto, el también periodista Emmanuel Freudenthal, disponen de una lista con los datos de registro de los aviones propiedad de regímenes dictatoriales de todo el planeta. Cotejando las aeronaves que detecta la antena con las que figuran en su lista, Pilet y Freudenthal identifican los aviones de dictadores que llegan y se van de Ginebra, y lo anuncian en tiempo real con una anotación en su cuenta de Twitter.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO