Menú
Marcel Gascón Barberá

Plácido en la era de la sospecha

La reacción del mundo de la ópera europeo es un valioso ejemplo de rebeldía ante la aparente omnipotencia de una opinión pública implacable.

Marcel Gascón Barberá
0
La reacción del mundo de la ópera europeo es un valioso ejemplo de rebeldía ante la aparente omnipotencia de una opinión pública implacable.
Plácido Domingo | Cordon Press

Después de ser acusado de acoso sexual por nueve mujeres, Plácido Domingo no solo no ha cancelado las actuaciones que tenía programadas. En el primer espectáculo que protagonizaba, celebrado en la ciudad austríaca de Salzburgo, el tenor recibió una larguísima ovación del público, que dejó claro, puesto en pie, su respaldo al divo.

Después del acto de desagravio en una de las capitales europeas de la ópera, Plácido Domingo cantó el miércoles en la ciudad húngara de Szeged. Allí inauguró un polideportivo construido por la diócesis católica de Szeged-Csanád, que pese a todo el ruido había mantenido su invitación al cantante.

Estas dos muestras de apoyo desde Centroeuropa vienen después de que el Teatro Real de Madrid le reiterara "a Plácido Domingo su admiración y reconocimiento grandes por todo lo que representa su extraordinaria carrera" en España, en el mundo y en el mismo Teatro Real.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO