Menú
Marcel Gascón Barberá

De la 'totalitarización' del periodismo

El gusto de leer noticias concretas y bien escritas, sin conexiones casi siempre forzadas, está en peligro de extinción.

Marcel Gascón Barberá
0
El gusto de leer noticias concretas y bien escritas, sin conexiones casi siempre forzadas, está en peligro de extinción.

Uno de los rasgos característicos de las sociedades totalitarias es que la política lo invade todo, desde el deporte a la vida privada de las personas, y nada queda a salvo de la contaminación ideológica.

Es algo parecido a lo que le está pasando al periodismo, que vive con internet su época más libre pero está adoptando el tic totalitario de la politización de todo al calor de una concepción del oficio grandilocuente y acomplejada.

En vez de limitarnos a contar las cosas que saben y que ven, los periodistas nos hemos creído que debemos explicar el mundo al lector, cuando no cedemos a la tentación de querer salvar la democracia o hasta el planeta y el futuro de las generaciones que vienen, ahora que tantos colegas se han sumado a la cruzada climática. El resultado son periódicos llenos de sermones morales disfrazados de noticia que dejan al leerlos peor cuerpo que un sermón de Kiko Argüello y alejan cada vez más a la gente del ejercicio penitencial en que se ha convertido consumir prensa.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO