Menú
Marcel Gascón Barberá

La crisis de los 50 de la derecha

Los peajes que paga el político de derechas son fundamentales para entender la evolución de cierta derecha de vocación pop.

Marcel Gascón Barberá
0
Los peajes que paga el político de derechas son fundamentales para entender la evolución de cierta derecha de vocación pop.
Mariano Rajoy y José Manuel García-Margallo | EFE

Militar en un partido político de derechas lleva consigo ciertos peajes. A los políticos de izquierda se les suponen razones nobles detrás de su compromiso político. Conciencia de clase si se viene de abajo, y empatía social cuando el izquierdista es un rico. La acción política de derecha, en cambio, se atribuye normalmente a la ambición, de poder y de dinero, cuando no a los prejuicios morales o la defensa de privilegios espurios.

Además de la buena intención, de la izquierda se dan por hechas la sensibilidad y la cultura, aun después de todas las hornadas de ministros socialistas que venimos padeciendo en España. La derecha, mientras tanto, se asocia automáticamente a la frivolidad y la ignorancia, y de ahí resulta que alguien tan inteligente y articulado como Esperanza Aguirre siga siendo el prototipo de político lelo en un país que ha encumbrado como ministras a Bibiana Aído y a Carmen Calvo.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO