Menú
Marcel Gascón Barberá

De la sumisión periodística al Gobierno

En vez de atender a los hechos que recomendaban ir en la dirección contraria a la que estaba tomando el Gobierno, se volcaron en reforzar las consignas que salían de la Moncloa.

Marcel Gascón Barberá
0
En vez de atender a los hechos que recomendaban ir en la dirección contraria a la que estaba tomando el Gobierno, se volcaron en reforzar las consignas que salían de la Moncloa.
Ana Pastor, periodista estrella de Ls Sexta | Archivo

Desde que (semanas después de que lo descubriera) China informara al mundo del brote de coronavirus, la respuesta del Gobierno de España a la aparición de la plaga se ha caracterizado por la imprevisión y una negligencia activa, como demuestran entre otros escándalos el de la purga del comisario Nieto González.

En primer lugar, y no me entretendré en repetirles los detalles que ya conocen, el Gobierno reaccionó muy tarde a la crisis, y que otros Gobiernos europeos no fueran más rápidos no cambia las cosas ni les quita la culpa. Lo hizo además pese a las muchas informaciones disponibles que habrían empujado a tomar precauciones a cualquier persona medianamente racional.

Desde la debacle del 8 de marzo (¿qué serían las manifestaciones si un partido de fútbol en un campo medio vacío fue una bomba biológica?), el Gobierno parece ser esclavo de sus errores, a cuya ocultación dedica una parte sustancial de su tiempo y esfuerzos.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO