Menú
Marcel Gascón Barberá

El peligro de la batalla cultural

Tanto han sobreactuado para condenar como "reaccionario" todo lo que les disgustaba,  que los reaccionarios de verdad han encontrado una poderosa excusa para seguir siéndolo.

Marcel Gascón Barberá
0
Tanto han sobreactuado para condenar como "reaccionario" todo lo que les disgustaba,  que los reaccionarios de verdad han encontrado una poderosa excusa para seguir siéndolo.
Cordon Press

Es ya una pesadez tener que volver a explicarlo, pero necesito hacerlo para darle contexto a este artículo.

La izquierda utópica y tirando a adolescente que viene ganando la batalla del relato desde 1968, con sus lemas estúpidos y gastados (hay que ser muy infantilmente cursi para asociar la libertad a una playa en el casco urbano), nos ha impuesto una agobiante ortodoxia de nefastas consecuencias para el humor, la libertad y el debate público.

Además del achique de espacios que, sobre todo en el mundo anglosajón, le cuesta a cada vez más gente la reputación y el trabajo, la consolidación del canon rigorista progre ha traído consigo una cierta revitalización de su contrario de derecha. Tanto han sobreactuado para condenar como "reaccionario" todo lo que les disgustaba, que los reaccionarios de verdad han encontrado una poderosa excusa para seguir siéndolo.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO