Menú
Marcel Gascón Barberá

El juicio de Netflix a Dominique Strauss-Kahn

A diferencia de los tribunales, que decidieron sobre hechos y conductas supuestamente delictivas, Netflix hace de Strauss-Kahn un juicio moral.

Marcel Gascón Barberá
0
A diferencia de los tribunales, que decidieron sobre hechos y conductas supuestamente delictivas, Netflix hace de Strauss-Kahn un juicio moral.
Netflix

La otra noche vi en Netflix el documental sobre Dominique Strauss-Kahn, también conocido en la prensa como DSK. El imputado de la habitación 28016 es una serie de cuatro episodios. Fue estrenada este mes de diciembre y reconstruye los escándalos sexuales que en 2011 provocaron la caída en desgracia del entonces director del FMI. En aquella época, DSK era también el favorito en todas las quinielas para disputarle la presidencia al entonces Jefe del Estado francés, Nicolás Sarkozy, en las elecciones de 2012.

Como sugiere el título, el tema central del documental es la acusación de abuso sexual formulada contra Strauss-Kahn por la limpiadora del hotel Sofitel de Nueva York Nafissatou Diallo. Esta madre soltera nacida en Guinea denunció a DSK a la policía el 14 de mayo de 2011. Diallo sigue asegurando hasta hoy que Strauss-Kahn empleó violencia física para abusar sexualmente de ella y acabar eyaculando en su boca. Los hechos se produjeron en la habitación del hotel que ocupaba el denunciado, en la que Diallo dijo haber entrado con la intención de hacer limpieza. Poco después del incidente, DSK fue detenido en el aeropuerto de Nueva York, desde donde se disponía a viajar a Francia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO