Menú

Convirtiéndonos a todos en 'héroes', dejan de recibir reconocimiento quienes de verdad lo merecen.

Marcel Gascón Barberá
0
Convirtiéndonos a todos en 'héroes', dejan de recibir reconocimiento quienes de verdad lo merecen.
El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump. | Cordon Press

Los meses de agosto y las Navidades son períodos de escasez para el periodismo. El mundo cristiano del Hemisferio Norte para casi por completo en esas fechas. Los Parlamentos están cerrados y no se reúne el Consejo de Ministros. La Liga se interrumpe, las estrellas de la tele se van de vacaciones y hasta el activismo más fastidioso respira un poco entre Navidad y Año Nuevo.

Salvo catástrofes naturales o atentados de agentes de destrucción como los terroristas, que no descansan, faltan noticias, y los telediarios han de llenarse con entrevistas estúpidas en playas o celebraciones de agraciados de la lotería.

Estas Navidades están siendo una excepción. La Unión Europea ha empezado a vacunar contra el covid. Las teles tienen vídeos de gente pinchándose para llenar la parrilla entera. Las consecuencias para el espectador son obvias: en vez de hartarse de ver colas en El Corte Inglés, nos han saturado con la vacuna.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO