Menú
Marcel Gascón Barberá

Acallar, controlar, coaccionar y crujirte a impuestos

Un mundo de izquierdas sería invivible hasta para la izquierda.

Marcel Gascón Barberá
0
Un mundo de izquierdas sería invivible hasta para la izquierda.
Pablo Iglesias. | EFE

“La pobreza es el estado natural de la humanidad, y debemos reconocimiento a los que nos han sacado de ella: a los que construyen, a los que se arriesgan, a los que crean oportunidades y superan obstáculos. Frente a ellos está la izquierda, que en su búsqueda eterna de la utopía (del 'no lugar') centra su acción en la regulación, la censura, el gravamen y la queja” (John Endres, del Instituto de Relaciones Raciales (IRR) de Sudáfrica).

Cuando no es también violencia, como en la versión revolucionaria borroka, a la que tanto apego muestra Iglesias, la izquierda no es más que un lamento rencoroso e incesante, y obsesión por el control.

Lo vemos a diario en la campaña de las elecciones a la Comunidad en Madrid. Mientras el PP de Ayuso (el que no está maniatado por la izquierda) se estruja el cerebro para que la gente pueda seguir viviendo sin que se desmadre la pandemia, el bloque progresista centra todos sus esfuerzos en sabotearla, porque desde el Gobierno de España han hecho imposible lo primero y ni siquiera han conseguir lo segundo.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO