Menú
Marcel Gascón Barberá

¿Puede partirse Sudáfrica?

El país se está fracturando entre quienes necesitan orden para vivir y quienes ya han asumido que sólo pueden medrar en el caos.

Marcel Gascón Barberá
0
El país se está fracturando entre quienes necesitan orden para vivir y quienes ya han asumido que sólo pueden medrar en el caos.
Bandera de Sudáfrica. | Archivo

Esta semana, mientras miles de cubanos se rebelaban contra el castrismo, una ola de destrucción y saqueos de una magnitud sin precedentes recientes prendía fuego a la ya muy maltrecha Sudáfrica. Más de doscientos centros comerciales habían sido saqueados o quemados por los vándalos cuando escribía estas líneas. Los saqueadores también han destrozado miles de pequeños comercios, coches, mobiliario urbano y todo lo que han encontrado a su paso.

Los disturbios comenzaron a finales de la semana pasada como una protesta por la detención del expresidente Jacob Zuma, condenado por no presentarse a testificar ante una comisión oficial que investiga la corrupción bajo sus mandatos.

Desde su derrota en las elecciones presidenciales del Congreso Nacional Africano (CNA) a manos de su sucesor en la presidencia del país, Cyril Ramaphosa, Zuma y sus asociados han sido paulatinamente apartados de las posiciones de poder. Privados de la posibilidad de lucrarse al mismo nivel que cuando tenían la sartén por el mango, la facción zumita del CNA ha declarado una guerra a Ramaphosa sin la que no puede entenderse la violencia que estamos viendo estos días.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO