Menú
Marcel Gascón Barberá

El elefante verde a la derecha del PP

Casado nos ha fallado, vale, pero en la vitrina de al lado se expone una mercancía que aspira a llenar el hueco que ha dejado la deserción del PP.

El elefante verde a la derecha del PP - Marcel Gascón Barberá
Panorámica del Viva 21, recientemente organizado por Vox. | LD

Gracias a los buenos oficios publicitarios de la tuitera Ferrepelente, el otro día vi por fin un vídeo entero de Un Tío Blanco Hetero. Con más de 380.000 suscriptores, UTBH es uno de los youtubers españoles anti-woke de más éxito. Aunque el estilo frenético –propio del gremio, supongo– me resultó algo cargante, casi todo lo que dijo me pareció de sentido común, y animo a los lectores a seguirle.

Una de las cosas que hizo en el vídeo fue criticar al PP por su propuesta de prohibir el anonimato en Twitter. UTBH, que empezó sin revelar su nombre pero ya no es exactamente anónimo, recurrió a su propio caso para explicar los beneficios de opinar enmascarado.

En nuestra sociedad vigilada por la policía progre, la toma de posición más inocente puede costarte el trabajo, los amigos y una ejecución social que antes sólo sufrían los peores criminales. Prohibir el anonimato, vino a decir el youtuber, no sólo es un atentado en abstracto a la libertad de expresión. También servirá de parapeto al poder para evitar las denuncias y críticas de una parte de la población que, por temperamento o circunstancias, no se permite expresar a cara descubierta opiniones prohibidas.

"Un minuto de silencio por la ilusión de todos los que creían que el PP tenía aspiraciones de convertirse en un partido liberal", dijo UTHB sobre la actitud del principal partido de la oposición, al que acusó de hacer prácticamente lo mismo que hicieron el PSOE y Podemos cuando declararon la guerra a los memes y los bots al principio de la pandemia. "Que el PP no entienda esto y quiera seguir por la misma vía que Sánchez y Podemos", concluyó el youtuber, "evidenciaría un poco que estamos en este aspecto en un caso de distinto collar pero mismo perro, que a fin de cuentas me podrían parecer unas píldoras de realidad para hacer ver que la salvación de este país no está en la mano de los políticos, está en la mano de todos y cada uno de vosotros".

El razonamiento no es necesariamente errado, pero ¿no les parece que falta algo? Lo lógico después de descartar al PP como alternativa a PSOE y Podemos sería ocuparse de Vox. Casado nos ha fallado, vale, pero en la vitrina de al lado se expone una mercancía que aspira a llenar el hueco que ha dejado la deserción del PP.

Es perfectamente comprensible que a alguien no le convenza lo que ofrece Vox, pero resulta raro entre quienes predican el pensamiento libre que ni siquiera se contemplen sus planteamientos, sobre todo cuando se han construido para responder al hecho luctuoso por el que pedía un minuto de silencio el youtuber.

He elegido el ejemplo de UTBH en este vídeo porque fue el que me inspiró la reflexión que acabo de escribir, pero el reproche podría hacerse a multitud de miembros muchos más ilustres del commentariat patrio. Me refiero a todos aquellos que, normalmente citando a autores de fuera, alzan la voz contra el islamo-fascismo, la guerra de sexos o la locura de la autodeterminación de géneros y al mismo tiempo actúan como si aún no hubiera una opción política en España consciente de esos males y dispuesta a combatirlos.

Según la Wikipedia, la locución en inglés the elephant in the room, el elefante en la habitación, es "una expresión metafórica que se refiere a un asunto" polémico de gran importancia que nadie quiere abordar por miedo al estigma personal, social y político que acarrearía hacerlo. Vox es, en este sentido, el elefante verde a la derecha del PP: es el único partido en España que plantea una respuesta a nuestros problemas de más importancia, pero algunos de nuestros mejores intelectuales y columnistas lo excluyen por sistema del abanico de opciones disponibles y prefieren hacer como si no existiera.

Temas

0
comentarios