Menú
Marcel Gascón Barberá

Sharansky y la prisión de la autocensura

La práctica de traicionar a la conciencia para amoldarse a los parámetros que dominan la vida pública no es una experiencia exclusiva de la vida en dictadura.

Marcel Gascón Barberá
0
La práctica de traicionar a la conciencia para amoldarse a los parámetros que dominan la vida pública no es una experiencia exclusiva de la vida en dictadura.
Natan Sharansky. | Wikipedia

En un artículo publicado hace poco en Tablet, Natan Sharansky reflexionaba sobre la tiranía de lo que en inglés llamaba doublethink, que podría traducirse como pensamiento doble. La expresión se refiere a la disociación entre lo que se dice en público, que está determinado por la presión social o del Estado, y lo que se piensa o se dice en privado. 

Judío sionista en la Unión Soviética, Sharansky vivió, como la inmensa mayoría de sus compatriotas, instalado durante décadas en el pensamiento doble bajo un régimen comunista. Pero la práctica de traicionar a la conciencia para amoldarse a los parámetros que dominan la vida pública no es una experiencia exclusiva de la vida en dictadura.

Esta semana he terminado de leer Infiel, el libro de memorias de Ayaan Hirsi Ali. Una de las cosas más emocionantes del libro es asistir paso a paso, desafío a desafío, a su liberación de la sumisión a Alá a la que su condición de mujer somalí la había condenado. 

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO