Menú

La Ilustración Liberal

El rincón de los serviles

Villalobos y la traición

0

La vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, afirmó en un acto de la campaña para las europeas del pasado 25 de mayo: "No se puede apostar por partidos de personas que han traicionado al PP y han sido vicepresidentes del Parlamento Europeo gracias a los votos del PP", en alusión a Alejo Vidal-Quadras, cabeza de lista de Vox en esos comicios.

***

Villalobos mienta la bicha

Celia Villalobos, ejemplar paradigmático de político mediocre y que pese a eso –en realidad, precisamente por eso– está siempre en el machito, ha perpetrado unas declaraciones perfectamente miserables a fuer de lacayunas. Así, la inolvidable exministra de Sanidad y mujer del extraordinario asesor áulico Pedro Arriola ha sentenciado que "no se puede apostar por partidos de personas que han traicionado al PP y han sido vicepresidentes del Parlamento Europeo gracias a los votos del PP".

La alusión al líder de Vox, Alejo Vidal-Quadras, es obvia, pero no deja de ser significativo que haya tenido que hilar tan fino en el ejemplo con la referencia a la responsabilidad que ha venido ostentando el político catalán en Europa gracias a su antigua formación. Y ha tenido que hilar tan fino para que el incauto que aún preste el menor crédito a esta señora no vaya a pensar que estaba criticando al propio PP, partido traidor donde los haya a su electorado y a su ideario.

Y es que verdaderamente no se puede apostar por partidos de personas que han traicionado al genuino PP. Personas como las que componen este Gobierno felón que sube impuestos como no los subió el PSOE de Zapatero y que en ámbitos tan sensibles como la política exterior y la lucha antiterrorista no ha hecho sino seguir por la senda infame de su predecesor. Personas como las que permiten que Celia Villalobos disfrute de una posición que a todas luces no se merece. Personas, en fin, que no quieren saber nada de José María Aznar, de María San Gil o de José Antonio Ortega Lara, al que igual alguien comete la incalificable vileza de tachar también de traidor.

En cuanto al reproche a Vidal-Quadras de que critique al partido que le permitió ser vicepresidente del Parlamento Europeo, dice mucho de qué entiende esta señora por lealtad: lamer la mano del que te da tan generosamente de comer, por mucho que diga y haga cosas que te repugnen o choquen frontalmente con las que ese mismo sujeto venía defendiendo con gran vehemencia.

Villalobos, en definitiva y sin querer, ha mentado la bicha: efectivamente, no parece muy presentable apostar por gente traicionera; y, si se es votante de derechas, o liberal-conservador, por gente que ha traicionado al PP de la forma en que lo han hecho Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y compañía. Conviene tenerlo bien presente el próximo domingo, a la hora de acudir a las urnas.

(Editorial de Libertad Digital del 19-V-2014).

0
comentarios