Menú

La Ilustración Liberal

España

Benito Pérez Galdós: episodios no plurinacionales (1)

0

Como sucede con cualquier figura egregia, de Galdós han querido apropiarse todas las ideologías o, por mejor decir, todos los partidos. Tan es así que durante el franquismo sus obras continuaron reeditándose sin deturpaciones ni censuras. E incluso la oficialísima Ediciones Fe, antecedente junto con Jerarquía de la Editora Nacional, incluyó en su catálogo varias antologías de sus textos.

Si tuviésemos que buscar una explicación a este fenómeno, una hipótesis más que plausible sería que Galdós ha sido la conciencia novelística de España. En otro trabajillo, publicado también aquí, recordaba que en los mismos días de el Desastre Galdós presumía de haber contribuido a edificar la conciencia política de la nación, un empeño que transcurrido un siglo desde su muerte aún sigue sin fraguar.

Entonces ¿era Galdós un patriota? Sí, pero a la manera de los progresistas de su tiempo. Galdós, en tanto que hijo ilustrado de su siglo, padeció los efectos de ese hiato que en la vida y trayectoria nacional supuso la invasión napoleónica. La España sosegadamente posible que la Administración de Carlos III había intentado construir se vio quebrada –torcida en su rumbo– no sólo por la Revolución Francesa, sino por la cortedad de miras de Carlos IV y de Godoy, quienes con quijotesco empeño cerraron la frontera intelectual con Francia para luego reabrirla militarmente declarando la guerra al Directorio. Y el problema no fue sólo que se impidiese la importación de las obras francesas consideradas disolventes, sino que se restringiese también la circulación de textos de los demás países.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO