Menú

La Ilustración Liberal

Varia

Las tribus postnacionales del marxismo cultural

0

Expondré cómo la ideología progresista dominante se caracteriza por: 1) la deconstrucción y el rechazo de identidades colectivas tradicionales, especialmente la identidad cristiana de Europa y las identidades nacionales de los respectivos países; 2) la sustitución de aquéllas por nuevas identidades colectivas más disolventes y conflictivas: el sexo, la raza, la orientación sexual… (identity politics).

Resultó reveladora en este sentido la decisión de la comisión que redactó la (finalmente desechada) Constitución Europea en 2004 de no incluir mención alguna del cristianismo en el preámbulo dedicado a las raíces históricas del continente. El cristianismo, sin embargo, ha sido sin duda el ingrediente más inequívoco del ADN histórico-cultural de Occidente. A la hora de autodefinirse, la Europa del siglo XXI solo sabe ya recurrir a conceptos como los de libertad, democracia y derechos humanos. Ser europeo consistiría en creer en todo eso. Esos valores son universales (todas las Constituciones los proclaman, también la de Corea del Norte): una identidad basada en ellos sería, por tanto, una identidad universal. Ahora bien, identidad universal es un oxímoron, pues identidad es precisamente lo que le distingue a uno de los demás.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO