Menú

La Ilustración Liberal

Reseñas

La vanguardia del pensamiento geoestratégico

0

Cuando, hace ya más de veinte años, echó a andar el Grupo de Estudios Estratégicos (GEES), el comunismo soviético aún amenazaba la libertad y Europa seguía dividida entre el Este y el Oeste, la miseria y la prosperidad. Eran tiempos convulsos, y, frente a la pasividad de tantos, los miembros del GEES optaron por el activismo, por no rendirse ni resignarse, por defender desde las tribunas académicas y mediáticas los principios y valores de la democracia liberal.

En un principio el GEES no fue sino un reducido grupo de amigos, vinculados de una u otra manera a la Fundación Ortega y Gasset, que intercambiaban opiniones, análisis y trabajos sobre geoestrategia, seguridad y defensa. Pronto quisieron ir más allá, y poner en marcha un think tank español especializado en estas materias. "Lo que pasa en EEUU pasa en Europa quince años más tarde; y acaba pasando en España veinte años después", decía Manuel Coma por aquel entonces. Rafael L. Bardají, otro de los fundadores del GEES, ya no está tan seguro de que se pueda seguir diciendo lo mismo. Sea como fuere, lo cierto es que el GEES cubrió el vacío que había en España en materia de estudios geoestratégicos, ampliamente desarrollados por aquel entonces en EEUU.

Para conmemorar sus veinte primeros años de vida, el GEES ha publicado en la editorial Ciudadela Qué piensan los "neocon" españoles, una antología con brillantes estudios sobre las modificaciones del orden internacional registradas desde la Guerra Fría, la disuasión nuclear, el 11 de Septiembre, la amenaza del terrorismo islamista, etcétera. Los análisis del GEES le serán de gran ayuda a quien quiera diferenciar lo superficial de lo esencial e identificar las cuestiones relevantes que nos plantea el futuro.

"Qué es la disuasión?", un análisis de Manuel Coma publicado en la Revista de Occidente en 1987, da cuenta de forma exhaustiva de los elementos de la disuasión nuclear. Y pese a que (atiendan a la fecha) se centra en la relación entre EEUU y la URSS, se trata de un trabajo de extraordinario interés para el lector de 2007, habida cuenta de la crisis nuclear iraní. Quienes piensen que la exitosa disuasión de la Guerra Fría puede extrapolarse a otros escenarios, con otros actores internacionales, deberían leer a conciencia el texto de Coma. Es, también, una lección magistral sobre diplomacia internacional y el papel del factor fuerza.

Igualmente revelador es "Implicaciones estratégicas del 11 de Septiembre", firmado por Rafael L. Bardají e Ignacio Cosidó, donde se analiza el cambio de naturaleza de los conflictos internacionales y la creciente vulnerabilidad de los sistemas de seguridad interior. Esenciales para todo aquel que quiera profundizar en las guerras de Afganistán e Irak y en el rol de las organismos de seguridad colectiva (OTAN y ONU) son los trabajos "Irak. Por qué hicimos lo correcto", de Bardají, y "La OTAN en Afganistán: morir después de muerto", de Florentino Portero. Igualmente destacable es el ensayo de Óscar Elía "Beredicto XVI: fe, razón y terrorismo", que pone de relieve la grave contradicción en que incurrieron los musulmanes que condenaron el discurso del Papa en Ratisbona y denuncia el doble rasero de los progresistas, que en nombre de la tolerancia "cultural" acepta prácticas que no desearían para sus vástagos. Occidente atraviesa una crisis moral, y Europa está enferma de relativismo.

El GEES también ha escrito largo y tendido sobre política nacional. En este punto merece la pena detenerse en el texto de Cosidó "El aprendiz de brujo", sobre el liderazgo débil y radical del actual presidente del Ejecutivo, que está poniendo en juego la libertad en nuestro país. "La España menguante de Zapatero", de Bardají y Portero, es un buen resumen de los tres primeros años del Gobierno Zapatero, y "Negociar con ETA, apaciguar la Historia", de Elía, es un alegato contra la rendición del Estado de Derecho frente el terror.

Cada uno de los ensayos que conforman Qué piensan los "neocon" españoles aporta algo de luz a este panorama dominado por las sombras. El GEES escribe para el gran público, para que se le entienda, de ahí que sus análisis sean ágiles y claros, y se digieran con facilidad.

Los neocon, lejos de ser una "secta pseudorreligiosa", como aseguró el ex ministro de Defensa José Bono, son, como dice Manuel Coma, "realistas con principios"; individuos a los que no les da igual todo, sino que saben cuáles son sus valores: la libertad y la democracia, y cómo defenderlos: mediante la política, en todas sus formas. Frente a lo que se dice en los mentideros habituales, la importancia de los neoconservadores en el panorama nacional e internacional no se explica por que cuenten con "oscuras" dotes de persuasión, sino porque han sabido dar respuestas claras a los problemas actuales. Mientras la izquierda se ha uncido al yugo de lo "políticamente correcto", el GEES expone sus ideas y argumentos sin veladuras ni eufemismos.

Qué piensan los "neocon" españoles es un libro imprescindible tanto para los simpatizantes como para los detractores del GEES. Los primeros encontrarán aquí un magnífico sostén para sus ideas; los segundos... una buena ocasión para abandonar los estereotipos y conocer al enemigo tal como es. Quién sabe: entonces, lo mismo incluso cambian de opinión.

Grupos de Estudios Estratégicos (GEES), En qué piensan los "neocon" españoles, Ciudadela, Madrid, 2007, 272 páginas.

0
comentarios