Menú

La Ilustración Liberal

Varia

El neocomunismo cristiano. La extraña renuncia del papa Benedicto

0

El 13 de junio de 2015 se constituyó el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. El secretario del Consistorio, tras pronunciar las palabras propias del juramento del cargo, fue llamando, uno a uno, a los 57 concejales de la nueva formación municipal. Estos debían responder "Sí, juro" o "Sí, prometo". La nota original la pusieron los de Ahora Madrid/Podemos. La mayoría de ellos adoptó la formula, "Sí, prometo, por imperativo legal" (quedaba así claro que su intención no era respetar por mucho tiempo el consenso constitucional de 1978). Pero, además, dos o tres quisieron distinguirse de los otros y añadieron a su promesa unas palabras latinas, omnia sunt communia.

Después del primer momento de desconcierto supimos que se trataba de la última parte de una frase de Santo Tomás de Aquino, "In extrema necessitate omnia sunt communia": en tiempos de extrema necesidad todo es del común, todo es de todos.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO
0
comentarios