Menú

La Ilustración Liberal

Libros

Los nombres de Hertha Nathorff

0

Entre 1933 y 1945, Hertha Nathorff fue llamada de cuatro formas distintas, y cada uno de esos nombres tiene que ver con la frase que, fechada un 30 de enero, abre su diario: “Hitler, canciller del Reich”.

Diario de una alemana, publicado por primera vez en España por Trapisonda con traducción de Virginia Maza, lo firma con su nombre de casada; el nombre con el que ejercía exitosamente su profesión médica en Berlín, el de una judía secularizada, asimilada a un país que consideraba su patria. De hecho, el 1 de mayo del 33 matricula a su hijo en la escuela hebraica contra su voluntad. Hubiera preferido que estudiara latín, pero “en las escuelas mixtas ya están empezando a acosar y a insultar a los niños judíos”.

A la vista de lo que luego sucedió, tendemos a imaginarnos a la comunidad judía viviendo continuamente de prestado en Alemania, atrincherada en sus casas, con las pertenencias embaladas e intentando ser sigilosa a la espera de la inevitable expulsión. Pero no es así. Antes del auge del nazismo, los profesionales judíos estaban perfectamente integrados en la sociedad alemana y, como señala Carlos Forcadell en el prólogo, su papel fue cardinal en el “florecimiento intelectual que tuvo lugar (…) desde fines del siglo XIX hasta los años treinta”.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO
0
comentarios