Menú

La Ilustración Liberal

  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La ilustración liberal
  • Eventos
Homenaje a Marjorie Grice-Hutchinson

Llanto por Marjorie Grice-Hutchinson

0

Artículo originalmente publicado en ABC, 23 abril 2003


El pasado 12 de abril murió en su querida Málaga la más destacada historiadora del pensamiento económico español, la doctora Marjorie Grice-Hutchinson.

Nacida en Eastbourne, Inglaterra, el 26 de mayo de 1909, hija de un abogado londinense que se instaló cerca de Málaga a finales de los años veinte, Marjorie estudió español en la Universidad de Londres, y enseñó en el Kings College, en el Birkbeck College y en la London School of Economics de esa ciudad. Dos grandes maestros de la LSE, F.A.Hayek y R.S.Sayers, orientaron a Marjorie hacia un grupo de religiosos de los siglos XVI y XVII, ligados a la Universidad de Salamanca, entonces poco conocidos entre los economistas.

En 1952 Grice-Hutchinson tradujo al inglés y publicó en Clarendon Press unos textos que ratificaron la destreza de esos teólogos españoles a la hora de pensar sobre cuestiones monetarias, de mercado y moral; a ellos se deben los rudimentos de la teoría cuantitativa del dinero y los precios, y de la paridad del poder adquisitivo. Asimismo, tenían una visión bastante liberal para la época, y el propio Hayek y otros (no siempre con su mesura) han subrayado que por tal razón cabe adscribir los orígenes del liberalismo económico no a los autores protestantes sino a los católicos escolásticos tardíos de la llamada Escuela de Salamanca.

Los estudios más importantes de Marjorie Grice-Hutchinson están disponibles en nuestra lengua: El pensamiento económico en España, 1177-1740, Barcelona, Crítica, 1982; y Ensayos sobre el pensamiento económico en España, Madrid, Alianza, 1995. Ambos volúmenes transmiten la forma de trabajar de Marjorie, su talento y amplia erudición, su estilo limpio y preciso, su modestia y su humor. Y su elegante y reflexionado liberalismo.

Estaba en posesión de la cinta de Dama de la Orden del Mérito Civil y de la Orden del Imperio Británico, era doctora honoris causa por las Universidades de Málaga y Complutense de Madrid, y recibió varios homenajes de sus colegas pueden verse los dos números a ella dedicados de la revista Cuadernos, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de Málaga, 2000. Los historiadores del pensamiento económico apreciamos desde hace mucho su extraordinario trabajo y, en lo personal, simplemente la adorábamos.

(Un paréntesis que muestra una Marjorie típica. En una carta hace un par de meses me cuenta los viajes y nuevos contactos que había tenido con la profesión durante el 2002, y bromea sobre lo poco atractivo del título de mi último libro con toda razón, porque 25 años del Círculo de Empresarios no es precisamente la apoteosis de lo sexy. Pero a continuación se reprocha a sí misma porque, dice,  I have got rather lazy. ¡Y ha muerto poco antes de cumplir los 94 años!)

Marjorie Grice-Hutchinson había sido nombrada Hija Predilecta de Málaga y, aunque no pudo recibir la distinción, resulta difícil imaginar un galardón más pertinente. Vinculada a esa tierra desde siempre, donde atesoró a sus mejores amigos, se casó en 1951 con el barón Ulrich von Schlippenbach, otro malagueño adoptivo; Marjorie muy amiga también de Gerald Brennan y Gamel Woolsey- donó a la Universidad de Málaga la finca familiar de San Julián en 1984, que hoy es el Centro de Experimentación Grice-Hutchinson.

Aparte de investigaciones históricas (véase Aproximación al pensamiento económico en Andalucía: de Séneca a finales del siglo XVIII, Málaga, Librería Ágora, 1991), y de una amplia labor social, Marjorie es autora de dos magníficos análisis del campo andaluz, Málaga Farm, recientemente traducido, y Children of the Vega. Cabe destacar por último El cementerio inglés de Málaga y otros estudios, Universidad de Málaga, 1989. En dicho precioso cementerio, la primera necrópolis protestante de nuestro país, reposan sus restos, y allí se celebró su funeral el 14 de abril, en una emocionante ceremonia donde, en inglés y en español, como debía ser, un nutrido grupo de amigos, discípulos y admiradores, le dijimos hasta siempre. Descanse en paz.

Número 16

Homenaje a Marjorie Grice-Hutchinson

En el centenario de George Orwell

Retrato

Ideas en Libertad Digital

Reseñas

El rincón de los serviles

0
comentarios