Menú

La Ilustración Liberal

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
Ideas en Libertad Digital

¿Nacionalismo bueno?

0

Asegura Amando de Miguel -y he de reconocer que con razón- que el PP ha puesto en marcha, como lo hizo el PSOE en su momento, la "máquina de perder votos". Si el asunto no se remedia con urgencia, todo es cuestión de tiempo aunque, a diferencia de lo que ocurrió con los socialistas, el artefacto del PP parece más engrasado y rápido.

Tiene que ser esa maquinaria suicida la que ha hecho que el señor Rajoy, nada más y nada menos que vicepresidente primero del Gobierno, asegure, como leo con espanto en la prensa, que su partido hizo una oferta a los nacionalistas catalanes "de enorme calado" y que no es otra que el establecimiento de una coalición similar a la que tienen los partidos alemanes CDU y CSU, es decir, los democristianos de Baviera con los del resto de Alemania. Insiste Rajoy en que el "prólogo" necesario de esta operación política es la participación de CiU en el Gobierno de España, algo en lo que ya se insistió reiteradamente y hasta el ridículo. Pero lo fundamental, desde el punto de vista estratégico y doctrinal, es que, de llevarse a cabo, supondría la desaparición del PP de Cataluña.

Ya se sabe que CiU -representada por Pujol o por Mas- ha desestimado tanto la participación en el Gobierno como esta fórmula que ahora se desvela públicamente y que había sido negada una y otra vez por quien va a ser el candidato de los populares en Cataluña, Josep Piqué. Y se sabe con tanta claridad que llama la atención la reiteración ridícula y acomplejada del PP.

Pero no es lo más importante la estrategia (absurda desde que se retiró del escenario a Vidal-Quadras, sino la doctrina. Lo paradójico es que sea el consejero nacionalista Mas el que tenga que decir que no existe entre CiU y PP la afinidad que hay entre CDU y CSU. ¿Es que cree Rajoy que realmente existe, que sus programas se pueden solapar hasta la desaparición de su partido de la escena política catalana? ¿Es que, tras tanta reafirmación de un supuesto proyecto nacional coherente y cohesionador, el nacionalismo catalán es compatible con los fundamentos del PP? Me resisto a aceptar que el PP pueda seriamente haber ni siquiera considerado esta posibilidad, pero también me resistía a aceptar que la máquina descrita por Amando de Miguel estuviera en marcha. Me pliego, por tanto, y con espanto, a la evidencia. Los populares no tienen cierto riesgo de que los socialistas les retiren del poder, lo que tienen es un riesgo cierto, que, aunque lo parezca, no es lo mismo. Su única arma verdadera, ante el despiste con que abordan últimamente las política concretas, es su proyecto nacional, en el que la incoherencia del PSOE hace aguas una y otra vez. Si aceptan ahora un "nacionalismo bueno" no les quedará ni eso.

Número 13-14

X Jornadas Liberales Iberoamericanas

Mesa redonda sobre inmigración

Intelectuales

Varia

Ideas en Libertad Digital

Reseñas

El rincón de los serviles

0
comentarios